Sobre mi


Que puedo contar sobre mi... soy una Bilbaina aficionada a lo que yo llamo "los deportes de sillón". Es decir, todo lo que se pueda hacer cómodamente desde casa y a ser posible, sentada. Actividades que requieran cierta creatividad y el uso de estas manazas que me ha dado el Señor. Desde mi más tierna infancia he pasado por diversas fases, unas aficiones las he conservado,  la cocina o la costura, otras han pasado a mejor vida (más que nada porque el día no tiene suficientes horas para toooodo lo que me gustaría hacer). Mi gran problema es que cuando veo algo bonito o que me gusta no pienso ¡Me lo voy a comprar! si no más bien ¡Cómo lo hago! Me han tomado el pelo alguna vez diciendo que soy como el chiste ese de bricomanía que para hacer  rascacielos de 25 pisos (que se note que soy del centro de Bilbao)
Intentaré hacer un poco de memoria resumiendo algunas de mis aficiones pasadas y actuales:

  • Lectura: desde que aprendí que la m con la a es ma, he sido una ávida lectora. Me da lo mismo un buen libro que la parte de atrás del cartón de los cereales o la etiqueta del champú. Si preguntas a mi hermano, yo soy “esa aburrida que se pasaba el día leyendo en vez de jugando”
  • Cocina: lo reconozco, me encanta comer. Y no me vale con un  chusco de pan. Por tanto, me encanta cocinar. De esto también tiene la culpa mi madre, que ya desde pequeñita me regalaba libros de cocina para niños. Yo veía las fotos y lo quería hacer todo. También tiene gran parte de culpa la afición de ahí arriba, la lectura. Cuando no tenía libros para leer me dedicaba a mirar las enciclopedias de cocina de mi madre y también lo quería hacer todo (por supuesto para comérmelo después) . De pequeña me dio por la repostería: los pasteles y las galletas son muy monos. Por  falta de herramientas (a día de hoy soy incapaz de montar claras a punto de nieve con la batidora) cambié la cocina dulce por la de cucharón. Hasta el día en que mi madre me regaló unas varillas eléctricas. Ese fue mi reencuentro con los pasteles y magdalenas. Después de pasar unas vacaciones en Escocia, quede enamorada de los cupcakes y ahora reparto mi tiempo entre guisado y sopas, y pastelería creativa
    El culpable de todo
     Además siento una preversa afición por los libros de cocina. Cuantas veces he entrado en una librería a por una novela y he salido con un libro de cocina!! Luego me pregunto para qué quiero tanto libro si por internet hay de todo...pero son tan bonitos y quedan tan bien en la estantería...
    También me encanta hacer cursos. Soy de las que opina que con paciencia, gracias a internet se puede aprender casi de todo. Pero aún así no me puedo resistir a un buen curso. tanto por lo que se aprende, como por lo bien que me lo paso compartiendo tiempo con otros aficionad@s. Estos son algunos de los cursos relacionados con cocina que he hecho:
  • Costura: también aquí mi señora madre tiene gran parte de culpa (me doy cuenta de que mi madre sale y va a salir mucho en este blog). Siempre me han gustado mucho las muñecas. Y de pequeña soñaba con hacerles vestidos de princesa. También soñaba con hacerlos para mi, pero la Barbie parecía más asequible. Y mi madre me regaló a los 8 años un libro llamado “Quiero aprender a coser”. Y una máquina de coser de Feber. Y ya la liamos. Desde entonces no he soltado la aguja. Primero experimentado con el libro y la ropa para las Barbies. Más adelante me aficioné al cosplay y dejé las muñecas un poco abandonadas. Luego descubrí las BJDs y ese fue mi reenceuntro con la ropa para muñecas. De hecho le cogí tanto gusto que tengo otro blog donde hago ropa por encargo. Tras tener un par de años el cosplay un poco de lado, ahora divido mi tiempo costuril entre las BJDs y el cosplay  
    Yo misma(la del pelo blanco) luciendo palmito con una amiga
  • Puzles: me gustan mucho, pero ahora mismo no les dedico mucho tiempo y tengo 3 o 4 pendientes de hacer
  • Punto de cruz: me dio bastante fuerte cuando tenía unos 16 años, pero por falta de tiempo ya sólo hago algún babero cuando un amig@ tiene niños.
  • Pintado de figuras. Otra afición a la que me enganchó mi madre y que hace ya tiempo que tengo totalmente abandonada
  • Casas de muñecas: lo reconozco, tengo un trauma de infancia con esto. Mi padre, que es bastante manitas con la carpintería, me prometió cuando era txiki que me haría una casa de muñecas...pero no lo hizo T_T Y yo crecí babeando sobre los escaparates que tenían todos esos mueblecitos y miniaturas tan monas. Hasta que mi madre vino al rescate unas Navidades y me regaló una casita de esas que van totalmente desmntadas y sin pintar. Me ha llevado años acabarla (aún me queda algún detallito) pero ya puedo morir feliz!
  • Coleccionar muñecas: me han gustado desde siempre, de todo tipo y tamaño. Empecé coleccionando de porcelana, que es lo más típico. Luego amplié con las Barbies. Tengo poquitas por falta de espacio, si por mi fuera tendría un carro de ellas.  Hace unos pocos años descubrí las bjds. De peque me encantaba hacer ropa a las muñecas, peinarlas, maquillarlas…así que estas que son totalmente configurables son mi sueño hecho realidad. También tengo tres dollfies y una pullip. ¡¡Y espero no seguir mirando muñecas porque algúun día me van a  echar de casa!!
     Acá una de mis nenas
  • Dibujo: empecé a ir a clase a los 11 años hasta empezar la carrera, además de dibujo a lápiz y carboncillo también he hecho un poco de óleo. Ahora el lápiz sólo me sirve para ponérmelo detrás de la oreja. Es una de las aficiones que más pena me ha dado dejar. Siempre estoy intentado sacar tiempo para retomarla, pero no hay manera…
  • Videojuegos. Tal vez sea la afición que no tiene mucho que ver con las demás, pero no la puedo dejar de lado con la de horas que he metido a consolas y ordenador. Me encantan los shooters y los RPGs. También lo tengo bastante dejado por falta de tiempo

Seguro que m dejo alguna cosa, pero esto es todo lo que me viene ahora a la memoria. Como podréis imaginar, el deporte no es lo mío. Ni me gusta ni se me da bien. La única excepción es caminar.  Me da lo mismo asfalto, campo o monte. Con un par de buenos zapatos soy capaz de caminar horas y horas sin darme cuenta. Y no se me ocurre qué mas contar. Inevitablemente iréis descubriendo más cosas sobre mi a medida que vaya escribiendo este blog

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...